Piedra, papel y tijera

mayo 30, 2009

Alcanzada ya la mitad del año, hagamos un balance:

Profeso una profesión profesional.
Soy toda una tía. A mis sobrinos, me refiero. El otro día al de tres le estuve contando La Celestina. Y me pedía más.
He dejado de fumar. Comiéndolo y bebiéndolo.
He engordado 5 kg. Sumados a los cinco del año pasado…
Carné de conducir.
He comprado unas botas de monte fabulosas en Palencia, y una cartera como Dios manda en Cáceres, en la que luce la fotografía de mi esposa.
Y contra todo pronóstico, y tal vez contranatura, he dejado la noche.

Todo apunta a que…
me estoy preparando para fundar una familia, ¿no?

Menos mal que el día que nos la jugamos a piedra, papel y tijera, le tocó a ella preñarse.

Anuncios

Dicen que comparaciones son odiosas.
Siento mostrarme en desacuerdo.


Mirad, mirad.

Y esta segunda versión…

Con pluma y con garra

mayo 20, 2009

Me gustan mis compañeros porque teclean como si tocaran el xilófono con gran concentración. O como cacatúas de circo.

Estiran la garra para escribir… Un déo, de una sola mano. El otro brazo, como lisiado, lo calientan bajo el sobaco del lado contrario. Me da ternura.

La admiración es patente cuando ven mis dedos corretear, sin pudor, como gamos sobre el teclado. Sus halagos me hacen sentir bien. Les confieso que seguí un curso autodidacta de mecanografía… algo comento de la práctica, si bien no de las horas invertidas en irc primero, y más tarde en mésenyer.

– Es que las lesbianas lo tenemos jodío para ligar en el trabajo.- explico.

Todos asienten.

-Ligar en el trabajo, ligar en el trabajo.-repiten.

Los alumnos, por contra, seguramente escriban rápido -nunca tanto como una-, pero no siento que oculten su sexualidad, ni penalicen en exceso la de otros, como vi en la primera escuela en la que enseñé. Eso me alegra y muchísimo. A todos los que tienen pluma, les subo la nota.

De lo cual, obtenemos la siguiente enseñanza:

Si se te nota,
te subo la nota.

Como diría una que yo me sé, corramos un estúpido velo.

Bollera y hortera

mayo 17, 2009

Superfán del nuevo anuncio, psiconírico, de la colección que Hennes&Mauritz ha encargado para este verano al diseñador oriundo de Manchester Matthew Williamson.

La dirección corre a cargo Johan Renck. La música, notable, de Malcolm Pardon y Fredrik Rinman. We need a change, como podemos oír de los propios labios de la modelo Daria Werbowy.

Aquí lo tienen, para su deleite: